La Estrella Guía

entramos en la era de acuario, las cosas cambian, la gente cambia.....yo cambio....

Nombre:

martes, septiembre 27, 2005

Las vidas que nos salpican

Me pregunto cuánto de mí dejo ver cuando escribo, qué es lo que transmito, y me pregunto ésto porque escribo sin pensar y a veces me parece estar cubierta por un pesado manto que me aislase....yo no lo uso para protegerme porque a riesgo de parecer prepontente no tengo miedo a que me hagan daño, bueno no es éso exactamente, lo que quiero decir es que prefiero que puedan hacerme daño a tener una coraza, pero a veces es el propio carácter el que ejerce de manto y no se puede colgar de una percha cuando apetezca, te acompaña quieras o no....siempre he sido muy tímida, pero la vida parece que se rige por el lema de dar "una de cal y una de arena" y me ha compensado poniendo en mi camino grandes (y no pocas) personas que han sabido cogerme de la mano , darme la confianza para bajar la capucha y asomarme a sus vidas, una vez dado este paso me quedo para siempre....la mayoría de estas personas son de las que yo llamo intemporales, parece que las conozcas de toda la vida desde el primer instante y pueden pasar años sin vernos que todo sigue igual...al hablar de ésto me acuerdo de M....éramos todavía estudiantes y salimos dispuestas a comernos la noche como de costumbre, la primera parada era el Woostock, con la cerveza en una mano y la monedita para la gramola en la otra, allí estábamos pensando que canción poner cuando comenzó a tratar de convencernos para que eligiéramos alguna de sus favoritas, y no se si cedimos, pero pasamos una noche de escándalo, él estaba con una amiga suya y allá que fuimos los cuatro quemando los bares hasta que ya no hubo ninguno...después no nos volvimos a encontrar hasta varios meses más tarde en la cafetería de filosofía, nos tomamos un cafelito y desde entonces fue asiduo a nuestro salón, se presentaba allí, teníamos nuestras tertulias variopintas y hasta vivimos sus "historias de la puta mili" y sus desamores....que buenos ratos pasamos, pero ya se sabe, después cada uno cogió por su camino y estuvimos años sin vernos...y de la misma manera me lo volví a encontrar haciendo cola con su hermana en la delegación del SAS, que resulta que tenía una hermana enfermera, así que nos fuimos a desayunar los tres, nos dio para unas pocas horas,jajaja,...., y de esta forma casualmente nos vamos encontrando cada cierto tiempo....Son muchas las personas que salpican así nuestras vidas y aunque no nos una una típica amistad, yo los recuerdo con mucho cariño,y como digo, para mi que soy infinitamente tímida, esta cercanía expontánea no deja de maravillarme

3 Comments:

Blogger Deckard said...

Yo tengo una amiga así: nos conocimos en la universidad, éramos vecinos. Durante ese año estábamos todos juntos, en un piso o en otro. Pero a partir del año siguiente ya no nos hemos visto más de una o dos veces al año. Y sin embargo, es una de las personas en las que más confío y una de las pocas que creo que me conoce más a fondo.

Por cierto, no sé cuanto de tí dejas ver a los demás, pero yo no te tenía por una persona tímida al leerte.

Un beso.

10:29 a. m.  
Blogger Escrivana said...

Pues sí Deckard,cara a cara sí que lo soy, y mucho (esto suena a cobardeeee pecadoraaa, jajaja)ahora que cuando me suelto ya no hay quien me pare...

6:58 p. m.  
Blogger La Dama Blanca said...

Jojojojo, recuerdo cuando lo vimos en la cafeteria de filosofia....levaba unos pantalones de cuadros rojo y negro que me gustaron.....y mi no acertado (pero espontaneo) comentario "lo malo es que no me va a caber" (en vez de me va a quedar grande) y las consiguientes risas :D.

Yo lo vi por la tacita unas cuantas veces :), pero ya aqui en las columnas estoy más que perdida.


un besito guapa!

10:56 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home